encuentra respuesta a tus dudas más frecuentes

No, cuando el equipo se ponga en funcionamiento, no deberá haber personas ni animales en la zona de generación de ozono. Una vez finalizado el proceso de ozonización ventilar la zona unos 30 minutos antes de volver a entrar.

En condiciones normales con 30 minutos es suficiente.

Si por algún caso excepcional tienes que entrar en la zona  mientras el generador está funcionando, no te preocupes, puedes entrar siempre y cuando permanezcas el mínimo tiempo posible (por ejemplo coger unas llaves o algún objeto olvidado).

Depende de la distribución de las estancias. Si las estancias están conectadas entre ellas podrías ponerlo en la zona que conecta ambas estancias para que actúe en ambas zonas a la vez. De lo contrario, tendrías que ir poniendo el generador en cada una de las estancias.

Por supuesto que sí, de hecho el ozono es un potente desinfectante de alimentos.

Elegir el generador de ozono adecuado puede resultar una tarea no tan sencilla.

El proceso de selección del generador apropiado incluye muchas variables. Factores como el tamaño de la zona a tratar (metros cúbicos), el tipo de olor, humedad, temperatura, etc. afectarán a la selección del generador más adecuado.  Ponte en contacto con nosotros si no tienes claro cuál es el mejor generador para tu caso y te ayudaremos en su elección. 

Aquí puedes ver una tabla con varios ejemplos y los tiempos a usar dependiendo del modelo de generador (5 gr., 10 gr. o 20 gr.)

  1. Elige el generador portátil para realizar puntuales desinfecciones intensivas en diferentes estancias.
  2. El generador portátil no debe utilizarse en recintos donde haya personas o animales.
  3. A mayor producción de ozono, menor tiempo se necesita para el tratamiento.
  4. En habitáculos con un nivel de uso o tránsito normal, trataremos con el generador portátil una vez al día.

En la imagen más abajo se explica cómo el ozono destruye la bacteria:

1.- La molécula de ozono se acerca a una bacteria sana.
2.- El tercer átomo de oxígeno del ozono  (O3), que  es extremadamente reactivo porque es inestable, entra en contacto con la pared celular de la bacteria. La pared celular es vital para las bacterias porque garantiza que el organismo pueda mantener su forma.
3.- Se produce una reacción llamada explosión oxidativa, que termina destruyendo la bacteria. 
4.- Una vez que la bacteria es eliminada, solo queda dioxígeno  (O2), generalmente llamado solo oxígeno.

cómo el ozono destruye las bacterias

 

El tercer átomo de oxígeno del ozono  (O3)  es extremadamente reactivo porque es inestable. Cuando el ozono entra en contacto con las moléculas de olor, reacciona con ellas transfiriéndoles ese tercer átomo de oxígeno y transformándolas en una molécula totalmente distinta (no olorosa). Esta reacción química se llama oxidación. 

Es por eso que el ozono no “encubre” los malos olores (como hacen los ambientadores) sino que acaba con ellos.